Desafíos legales para el e-Commerce

July 3, 2018

 

Cuando se inicia un negocio digital, existen miles de consideraciones a tener presentes, una de ellas debe ser la parte legal, pues existen diversos temas que implicarán beneficios si se saben utilizar o, por el contrario, una larga lista de complicaciones de no asumir -o descuidar- esta parte del emprendimiento digital.

 

Si bien es cierto, muchos asuntos legales son similares -constitución, trámites administrativos, inicio de actividades, Rut, facturas, declaraciones, impuestos por las utilidades, marca, responsabilidad por productos defectuosos, y mil etcéteras más- pero existen otros tantos que no suelen considerarse en los negocios “tradicionales”.

 

Pensemos en la forma de ofrecer o promocionar sus bienes -o servicios- al público, donde la inmediatez entre comprador y su posible adquisición es diametralmente diferente a un e-commerce, donde tenemos una o varias imágenes, una descripción, quizá algunos comentarios de compradores satisfechos o no, el back office, una serie de canales logísticos -por cierto, cada día mejores- para llegar el producto o servicio a manos del comprador; todo lo cual implica un abultado número de “responsables” en la cadena para lograr la tan ansiada satisfacción del cliente.

 

Por otro lado, miremos los medios de pago, pues si consumes un café en una cafetería o almuerzas en un restaurant, básicamente puedes pagar con efectivo, cheque, vale de restaurant o algún tipo de tarjeta bancaria; en un e-commerce, se complejiza el concepto pues no existen cheques ni vales de restaurant (aun…), el efectivo se podría comparar con una transferencia electrónica y tenemos un sinnúmero de medios de pago online, también se puede conseguir códigos QR, tótem de pago, tarjetas no bancarias, el desconocido pero real mercado de las cripto monedas, hasta incluir los pagos internacionales. Y todo ello, con la responsabilidad de manejar dineros ajenos y una gran cantidad de “compliance”  regulatorio que observar.

 

Entrando en propiedad intelectual, que antaño se solía reducir a una marca, un logo o slogan comercial; hoy en día, un e-commerce no sólo debe resguardar su imagen comercial (todo lo anterior) sino que incluyamos el dominio de la página web, el diseño gráfico de su plataforma, la propiedad de las imágenes que muestra, el proceso productivo que explica en su página, entre otros muchos aspectos más, y luchando contra una tremenda facilidad para “copiar y pegar” entre comercios similares; pues finalmente, lo principal es que el mundo te pueda encontrar en los diferentes buscadores.

 

Respecto del marketing, la sola existencia de internet mejora la constante búsqueda de mostrar sus productos o servicios, surgiendo diferentes posibilidades como las campañas publicitarias en la diversas redes sociales, la compra de auspicios especiales como google Adwords, el manejo del SEO de su propia página y la competitividad que tenga el mismo proveedor o sostenedor de la página son algunas de las variables que se manejan al publicitar algo; la forma de pagar estos servicios, el mismo contrato que ello implique -puede tomarse como venta, arriendo, licencia, franquicia- y si proviene del exterior, otro mundo de posibilidades e implicancias legales.

 

Finalmente, el actualmente famoso manejo de datos personales, a propósito de la entrada en vigencia del RGPD, nos debe importar al manejar bases de datos de clientes, visitas a la página web, inscripciones para campañas o descuentos, la misma compra de bases y el uso que se haga de ella con sus respectivas autorizaciones, las campañas de mailings o los datos que se mantienen en archivo para pago -en especial, transferencias internacionales-, todo ello con diversas consecuencias jurídicas y regulatorias, responsabilidades administrativas, civiles e incluso criminales.

 

Nuevos desafíos que requieren asistencia profesional especializada y capacitada para obtener los mejores beneficios, o simplemente hacer bien las cosas; pero que deben estar dentro de las preocupaciones, o dentro de las “ocupaciones”, del emprendedor o comerciante digital… al final, ese es el futuro y, viendo la reacción del mercado para cada “cybermonday”, “blackfriday” o similares, es el presente.

 

En SAR Abogados, trabajamos la línea del mercado digital como asistencia e-commerce integral, desde perspectivas regulatorias, legales, tributarias, aduaneras, penales, de propiedad industrial e intelectual, de protección al consumidor y mucho más, pues un resultado final exitoso depende del plan comercial integral, considerando todas estas variables y asesorado por los mejores en esa área. 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn

+56 41213 6008

  • SAR Abogados

    Málaga N°115, of. 1202,   

Las Condes, Santiago

  • Facebook SAR

/SARabogados

CONTÁCTANOS AHORA

Sitios de interés

Conservador Bienes Raíces Santiago
Servicio de Impuestos Internos
Biblioteca del Congreso Nacional
Comisión para el Mercado Financiero
Poder Judicial
Registro Civil
INAPI
Dirección del Trabajo
Diario Oficial
Servicio Nacional del Consumidor
Mostrar más